Cuentos

Para todos los que, de un modo u otro, se dedican al noble oficio de contar cuentos
Que los cuentos son importantes, siempre lo supe. Refugio, descanso, solaz, intrépido viaje, lágrima y sonrisa. Lo supe.
Supe que eran necesarias las voces que cuentan, hace tiempo. A veces, la voz es narradora experta. Cuenta en bares, calles, bibliotecas, alegra a las gentes en los parques, despierta la mirada de los ancianos, aviva el sentimiento y hermana distintas voces. Porque todos somos diferentes y tan iguales. 
Pero sucede, a veces, que la voz que narra es cercana. Que está a tu lado, todos los días. Y que es dulce. Cuenta y cuenta. Nadie la enseñó, si acaso, el flequillo de aquel niño, los ojos aguamarina de esa niña. Un elefante rosa que come peonías y un ratón que atesora rayos de sol, porque es poeta. 
He vuelto a sentir la magia de las estaciones del año, he querido ser la cigarra que canta y baila para alimentar a las hormigas... pobres. Olvidaron que las palabras son esenciales.
Así ocurre con Frederick, el ratón que atesora rayos de sol. Hoy, la magia me ha tocado, engrandeciéndome y haciéndome pequeñita.  Porque todos los ratones son importantes. 
Gracias, Mª. Ángeles.

Comentarios

Isabel Barceló Chico ha dicho que…
Dan muchas ganas de compartir la vida con ese ratón. Y con Mª Ángeles... Besos, querida amiga.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Querida Isabel, q razón tienes. Tengo la suerte de tenerlos cerca. Un beso, amiga
Mª Ángeles ha dicho que…
¡Muy bonito Mª Antonia! Es que las buenas historias , como las que tienes en tu blog, suenan mejor cuando se comparten . Muchas gracias por todo. Un beso y otro para Isabel.
Jésvel ha dicho que…
Digo yo que Mª Angeles será Mª Angeles. Pues sí que es un gustazo escucharla. Además eso es disfrutar de una buena literatura de la que nos olvidamos cuando no hay niños cerca, por desgracia.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Gracias a ti, guapa :-)
Y sí, Jesús. Es nuestra Mª. Ángeles. Y hay que hacer lo posible por no olvidar esa literatura...! Saludos!