Anuncios

Existen anuncios simpáticos, mojigatos, o curiosos.
Particularmente, a mí me resulta lo más ese que nos convence a las mujeres de lo hermoso que es ser mujer porque ahora no hay problema en ponerte minifalda todos los días.
Luego hay otros crueles, o por lo menos, a mí me lo parecen. O más bien, son anuncios que me indignan.
Por ejemplo.
El compañero de trabajo que le dice al otro que se va a Ibiza de vacaciones y el muchacho (prodigio de la sutileza, de la amistad, del compañerismo puro y duro) le increpa: ¿A Ibiza tú? ¿Con esa pinta?
Anunciando el mismo producto adelgazante. Un señor y su señora esposa. La mujer que no tiene nada que ponerse en el armario, que no le sirve la ropa. Le pide al hombre que la acompañe de tiendas. Y él, (prodigio del hombre sensible y amante esposo) le suelta: Adonde vamos a ir es a la farmacia. Y no contento con eso, apostilla. ¿No ves cómo está la secretaria de Dirección? Tiene dos hijos y se conserva estupendamente.
Y un último ejemplo. Unos mozalbetes que se preguntan si van a la disco (mucha marcha) o a un concierto (buen rollo). Y concluyen: ¿Para qué vamos a elegir, si lo conseguimos todo?
Estupendo todo ...

Comentarios

Belinda L. Black ha dicho que…
Yo me pierdo...hum...aquí había otra cosa esta tarde....

UY, qué cabeza la míaaa...
Isabel Romana ha dicho que…
Así nos va a los españolitos y, en general, a toda la sociedad occidental. Ninguna resistencia a la frustración. Como decía aquel otro famoso anuncio: "lo quiero todo y lo quiero YA". En fin, querida amiga, un verdadero drama. Besotes.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Je je Belinda... chssssss Por cierto, gracias por la carpeta, tan marinera y tal... becho!
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Sí, Isabel. No me acordaba de ese, tremendo.

Un beso.
Sirena Varada ha dicho que…
Mi favorito es el anuncio de la señora, compendio de operaciones de cirugía estética y mapa de estiramientos faciales, que anuncia y recomienda una crema contra las arrugas con resultados probados. ¡Dios…Qué morro! (por eso de la silicona) con perdón.

Besos, mª Antonia.
Mañana domingo me tienes otra vez de visita. Y no me llames pesada.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Sirena, ... para nada, al contrario, un gusto.

Un beso