La princesa

En la torre de cristales se asoma la princesa.
El sol se va a dormir
entre edificios grises, cansado del día.
La princesa viste de verde, como la hierba
y apoya, soñadora,
su aristocrático rostro sobre la mano con guante de limón.
Ciñe con la otra el cetro metálico rematado en flecos
que tiempo ha fueron blancos, nieve de enero.
La princesa no está triste, no más que otras veces:
el castillo acristalado está vacío de gentes,
sin bufones, ni banquetes,
sin caballeros andantes, ni promesas de amor.
Una música vieja suena y sueña, la princesa.
Más abajo, a ras del suelo, un vagabundo se oculta de la tristeza
bajo una caja de cartón.
De paraguas, un tetrabrick de vino barato y grosero,
dolor sin adorno, fado de amor sin esperanza.
No está triste la princesa, no más que otras veces.
Su boca dibuja sonrisas que no son de fresa,
las estrellas se ahogan en la luz de la ciudad.
Abajo está la yonqui de otras noches,
los top manteros , los rateros, las mujeres que buscan clientes.
Los oficinistas de corazón afligido salen con prisas de los bares,
las conciencias perseguidas por las imágenes.
La princesa no sueña con un príncipe morado
no está triste, está como otras veces).
La princesa sueña con un mundo amable
donde los hombres no habiten cartones, ni chapas, ni plásticos,
ni duerman abrazados a una pena grande, inmensa.
La princesa sueña con un mundo ¿imposible?
en el que su torre de cristal se torne, por magia, casa blanca
junto a unas aguas lapislázuli
o un campo color alegría,
y un hombre, bien príncipe o bien escudero, la tome entre sus brazos
y unas risas infantiles se escuchen a lo lejos.
La princesa no está triste, no más que otras veces.

Comentarios

Aurefaire ha dicho que…
la princesa espera el amor...
pobre princesa...
a veces llega, a veces no...

besitos de hada!!!!!!!!
Belinda L. Black ha dicho que…
Oys, muy bonito.... ¡¡Poeta!! O poetisa...

Bechote que me voy que me largo que me están esperandooo...
argamenon ha dicho que…
Si, verdaderamente. ¿Cómo no va a estar triste la princesa, aunque no lo esté más que otras veces? ¿Cómo es posible que siendo ella alguien, como lo es, pueda sobrevivir al entorno sin perder la esperanza no en cualquier lugar, sino en casi todos los lugares por los que pasee aunque sea tan sólo la mirada?
Comprendo a la princesa. De verdad
Yo, que soy ciudadano de a pie sin más arte ni parte que la de formar un todo con el montón, me siento angustiado demasiadas veces. ¿Cómo no lo va a estar la princesa?
Angustiado, sí; perdido sin remisión, ¡nunca!
¡Dejadme la esperanza!, - decía el poeta -. Y al poeta, vilmente asesinado, sin embargo nunca llegaron a matarlo del todo, está claro. Como está claro aquello otro que también decía otro poeta tan inútil y tan innecesario como el anterior: "Los muertos que matasteis gozan de buena salud" Y si hay esperanza y hasta algunos muertos gozan de buena salud, ¿por qué la princesa no va a ver hecho realidad su sueño de día gris, de amor cotidiano, de justicia cierta, de normalidad total? ¿Por qué vamos a creer que no?
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Aurefaire!!!
un beso
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Pirata, piratilla!!!!!

Un beso
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola argamenón. Estoy contigo. Por qué no?

Un abrazo