Despido improcedente o cómo perder un trabajo...

No falla. El último en enterarse es siempre el apaleado. Que te pone los innombrables tu pareja, el último en percatarse del papelón. Que siempre eres el último en la cola de la caja del hiper, será porque no eres previsor y no porque se te cuele todo cristo. Que te despiden, pues firmas el finiquito pensando que es una felicitación por Navidad. A mí me lo acaban de comunicar y, claro, lo he sabido la última.
¿Razones? Que hablo demasiado, dicen. En fin, hablar, hablar… la verdad es que un poco. Pero qué quieren. Si yo lo que tengo es una gran capacidad de relacionarme: empatía, inteligencia emocional… llamémoslo X. Que sólo tengo 20 minutos para tomar un café y lo extiendo a hora y media. Pues sí, pero no es mía la culpa, no. Es que me reclaman, me ruegan, me solicitan. Es que soy así de entretenida, qué le voy a hacer. Que lo mismo hablo del plan estratégico que de los huesecillos de la Beckham. Pues eso. Que tengo un atraso de entrega en los informes, memorias, proyectos… de dos años. Pues sí. Pero qué es lo que esperan. Si tengo un enorme potencial de trabajo: ¿también tengo que contarlo? Pues sí que… Y ahora esto. No sé cómo no lo vi antes, con mi natural perspicacia. Si había indicios cristalinos, como de agua pura. Un cartel con un monigote que escapa aterrado por unas escaleras, sobre mi nombre. Ese fue el principio del fin. No hay derecho.

Comentarios

Isabel Romana ha dicho que…
Me he quedado desconertada, porque no s� si el post es una pura creaci�n literaria o si responde a algo que te ha sucedido a t�. �No me dejes con esta incertidumbre! De cualquier modo, ven�a a desearte un a�o nuevo dichoso. Igual empieza por un cambio de trabajo... Un abrazo muy fuerte.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola; Isabel!
Feliz año para ti también y un abrazo muy grande.
Es ficción, ficción... no lo he perdido, no, empecé el día 2 trabajando, trabajando...
Besos ji ji
Aurefaire ha dicho que…
jejej muy bueno el cuento!!! me encantooooooo!!!!

besitos de hada volada
Cecilia ha dicho que…
Buenas, la lectora del cuento hace acto de presencia, qué pasa???

Hala, taluego

Bes
thirthe ha dicho que…
hola, pues si no lo aclaras ya estaba dispuesta a consolarte. Lo haré de todos modos. No te preocupes, si eres tal y como te defines no tardarás en encontrar un trabajo en el que aprecien todas tus cualidades, y la más principal de todas, la de extender la media hora del café a hora y media. Que de esos momentos es de donde se extraen todas las ganas y la creatividad para seguir currando.

Ea, ánimo!!! tómate un trocito de mi tiramisú y verás las cosas de otro color!

un beso.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Aurefaire, me alegro que te hiciera reír... ji ji
Feliz año!
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola lectora del cuento. Ji ji.
Gracias por prestarte a leerlo.
Muas.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola, thirte, bienvenida y feliz año.
Ya sabes que, el humor y la ironía enmascaran muchas verdades. Pero todavía conservo mi trabajo y no tengo la saludable costumbre de estar hora y media en el café. Algo cierto: hablo y hablo. en fin, nadie es perfecto. Pues eso. Ah! me tomo el tiramisú igual.
Besos