No te enamores nunca de un dentista

A no ser que seas la poseedora o poseedor de una dentadura sin mácula. Blanca, marfileña, con todos tus molares, premolares, colmillos, caninos y demás familia perfectamente alineados, sin la enfermedad maldita (léase, caries). Tampoco te enamores de un estomatólogo si sufres de halitosis, si tus encías no son tan perfectas como las cerezas (suaves, tersas, sonrosadas, en su punto justo de sazón). No. No lo hagas. Y, si a pesar de todo, ocurre, cambia rápidamente de médico. 
Sí.
Es que nada ni nadie puede resistir al examen cruel y objetivo de la lámpara amarilla, la silla de tortura, ese hombre o esa mujer que, ataviados con bata blanca y protegidos por mascarillas, inspeccionan, pulen, taladran, horadan, rellenan, soplan, enjuagan, pinchan... en tu cavidad bucal. Conocen todos tus secretos. Y, tú. Ya te vale si a pesar de todo, te enamoras. ¿Cómo puedes? Si parecen marcianos que han llegado a la tierra para abducirnos. Nosotros, en el túnel de luz. Ellos, que se inclinan para examinarnos y nosotros, cruzando los dedos, las piernas, todo. Atentos al diagnóstico (que nunca se entiende bien, gracias a la mascarilla, y que por ello atemoriza aún más). Tenemos miedo, claro. Digan lo que digan los anuncios publicitarios. Tenemos miedo del dolor, tenemos miedo de la factura final. Miedo. Así que no me digas que ese es un ambiente propicio para que surja el amor. No me lo creo.
A no ser.
Que tu boca sea como un jardín de lirios blancos. Entonces. Quizás. Cabe una posibilidad. 

Comentarios

Xibeliuss Jar ha dicho que…
Jjejeje
Me has recordado la versión musical de "La Tienda de los horrores"... donde el malo malísimo (más allá de la planta) era... un dentista: http://youtu.be/B2YTLE_o74M

Abrazos, Mª Antonia
María Antonia Moreno ha dicho que…
Xibeliuss, qué bueno!!!!! ;)

Un fuerte abrazo
Anónimo ha dicho que…
Hola Marian... bueno.. estoy yemdo al dentista por unos implentes.
Así que, comprendo de qué hablas..
Del amor... ni pizca.. solo temblor y anestesia... Puajjjjj.
Besotesssssssssssssssssss

Ce
Desde Buenos Aires que no se decide por estar de primavera o de invierno... hoy brrrrrrrrrrrrrr
María Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Ce... ¡Pobre! Te mando mucho ánimo y mucha fuerza. Aquí, ya sabes. El otoño abriéndose paso. Hoy, parece hermanarse nuestro tiempo (humedad, aire fresco... brrr)

Un fuerte abrazo.
Jésvel ha dicho que…
Pues sí, propicio al amor no es, no... por más que ahí sí que sí enseñas todas las intimidades. Divertido e interesante, Mª. Antonia, me ha gustado mucho.
María Antonia Moreno ha dicho que…
Siempre es invasivo ir al médico... Me alegro que te lo haya parecido, Jésvel. Abrazos.
jacqueline meyrytt ha dicho que…
jajjjajajajjaja quien se va querer enamorar de su dentista, si yo le tengo cada ves que voy :/ .