Buscando el otoño

Se ha ido octubre y el otoño no ha hecho más que tocarnos con las puntas de los dedos... Tengo miedo del invierno que se acerca, porque sorprenderá a los árboles con su vestidura verde, sólo con un toque de amarillo...


Tocando el vértice de la montaña
Así que lo busco en callejones sombríos, cercándolo, llamándolo por ese nombre que creo que es el suyo...

¿Estará en cualquier esquina?
y a veces, descubro un tesoro de color que no pertenece a este tiempo...

No son y sí

Qué tentación, buscar un lugar fresco y sereno y aguardar
Como un moderno eremita con cámara digital
entre flores, calles, niños... aromas y sabores de la plaza del pueblo. Ver el día pasar. A ver si el otoño también.
No tiene más remedio que acercarse, ¿no?
Y luego, cuando el otoño esté desorientado, mirar hacia el horizonte y encontrar su secreto azul, verde, amarillo, rojo. 

¿Cuál es el secreto?
Pensar que el misterio estaba tan cerca. Caoba, cobrizo, quebradizo y fuerte.
En un pequeño erizo
O llameando, justo a mi lado. Enigmas.
Todo lo cerca que puedas imaginar
Buscando el otoño, encontrando calma.

Fotos de distintos lugares de la Sierra de Francia (Salamanca), que son secretos... de Mª. Antonia Moreno

Comentarios

Xibeliuss. ha dicho que…
Este año hemos saltado del verano al casi invierno. Sí, las hojas todavía están verdes... y temo que nos hemos perdido mucha de la belleza de esta estación, que no la vamos a recuperar.
Abrazos, Mª Antonia