Se termina

Termina el mes y la nómina de lo hecho es larga y corta si la comparamos con lo que queda por hacer. Termina febrerillo y vuelve el frío, la extrañeza del despertador cuando aún es de noche, el traqueteo inmisericorde de las obligaciones y los deberes que dejamos para el último minuto.
Acaso la promesa de la primavera, de un día festivo en mitad de la semana, de un café caliente tras los cristales de una cafetería. Acaso eso baste para soportar otros siete días, otro mes, otro lunes.Y si no, una canción cualquiera, por ejemplo, esta: 



Comentarios

Xibeliuss ha dicho que…
Eso ayuda, sí, señor.
¿Conoces la versión original de Sinatra con su hija?
Un abrazo
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Sí... maravillosa. Un abrazo