Coco Chanel: la ficción al límite



No he visto la película, algo de lo que me arrepiento. Pero he leído Divas rebeldes, de Cristina Morató, un libro de fácil lectura que tiene el encanto de atrapar porque las vidas de las mujeres que retrata son fascinantes. Unas, más que otras, cierto.
Maria Callas provoca tristeza. Wallis Simpson, rechazo. Barbara Hutton, lástima. Jacky Kennedy-Onassis, futilidad. Audrey Hepburn merece otra entrada y... creo que la tendrá.
Coco Chanel es la mujer que se reinventa para sobrevivir. Una mujer herida de muerte que sobrelleva las heridas parapetada de originalidad, audacia, talento y orgullo. Fue una cuentista nata: mintió una y otra vez sobre su vida, sus orígenes, su periplo vital. Amó con todas sus fuerzas y se sintió muy sola, siempre. Su particular venganza, vestir a las damas ricas como si fuesen huérfanas, no deja de tener su gracia. Coco Chanel hizo de su vida una historia distinta, única.

Comentarios

Isabel Romana ha dicho que…
¿Y no nos dices nada más de Cocó? Me dejas con la miel en los labios... He colgado en mi blog "En el lugar más salvaje". Espero que no te importe... Un abrazo.
Isabel Romana ha dicho que…
Por cierto, no he querido hacer referencia a tu mediación, para no ponerte en el compromiso de que haya gente que quiera que le publiques cosas en la revista. Pero si crees que no hay ese riesgo o, si lo hay, no te importa, añadiré un enlace a tu página. Besitos.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Ay, querida Isabel. Prefiero dejaros así... jiji