Rey Lobo


De vez en cuando uno va encontrándose con una flor silvestre, escondida entre la maleza, que pasa inadvertida si no te acercas a ella con cuidado, sin prisa. Algo así me ocurre con las buenas historias, con las palabras sabias que se entrelazan para recrear todo un mundo de aventuras, honor, amor y conciencia.
Estoy terminando Rey Lobo, la novela de Juan Eslava Galán. Zumel anda ahora caminando en una caravana, lejos de los suyos, iberos del siglo IV a. C. Ha abandonado la tierra de los conejos para ir en pos de una venganza, buscando a un asesino para hacerle pagar por el crimen. Quedan ya pocas páginas y no sé cómo terminará todo esto. Por el camino, he avistado a Belasia curtiendo pieles, a Aspar escuchando con deleite las historias del guerrero, a los pobladores iberos luchar, amar, morir y vivir. Qué buen libro. Como una flor silvestre; de increíble color, sutil y penetrante aroma, aterciopelados pétalos y alguna espina en el tallo. No paséis de largo sin admirarla.

Para ti...

Comentarios

Patricia Picazo ha dicho que…
Gracias, Antonia por la recomendación. Procuraré admirar la belleza de la flor que tan bien describes con cuidado de no pincharme con las espinas :)
alicia ha dicho que…
Quizá sea una de las joyas que me lleve en la maleta este verano... Serán entonces dos viajes los que emprenda. Uno en los trenes de este mundo, el otro por los raíles de sus letras.
Abrazos bajo el sol
alicia ha dicho que…
Acabo de poder abrir el vídeo... esta es mi canción favorita de mi grupo favorito... qué te puedo decir.
Un abrazo mientras llueve la música sobre mis hombros
Xibeliuss ha dicho que…
Descubrí hace poco a Eslava Galán y su prosa fluida, engañosamente facil. Me ha gustado. Me apunto.
Un abrazo
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Amigos, espero que lo disfrutéis.

Un abrazo.