Mujer de armas tomar, 1

Era toda una hembra y el título no es frase hecha. Las armas las tenía a punto, perfectamente engrasadas; el pelo largo y negro, los ojos revoltosos, la cintura un breve suspiro y las piernas kilométricas, enfundadas en unas medias de costura. El vestido rojo no servía para cubrir un espectacular escote, ni para vestir ese cuerpo formidable; sólo moldeaba cada curva y cada rincón. Solamente.
La oficina bancaria era el escenario del día y ella lo sabía bien puesto que lo había decidido así. El cajero la atendía volcado en el mostrador, bebiéndosela como si fuese agua en el desierto. Otro hombre entró entonces, Juanillo, ¿cómo va la mañana? y un guiño malicioso cerró su ojo derecho mientras que Juanillo, Juan, el cajero, se enderezaba ostentosamente y su rostro se teñía de bermellón. Bien, don Andrés, bien. Todo perfecto.
Perfecto fue el meneo de melena que la mujer dedicó a don Andrés, dibujando con precisión en el aire un revuelo de negro infierno.

Comentarios

alicia ha dicho que…
Se masca tensión en el ambiente... Esa mujer va a desenfundar sus armas de un momento a otro. De nuevo estoy por aquí, sentada al rescoldo de tus relatos. Un abrazo
Xibeliuss ha dicho que…
¡Un comienzo jugando fuerte!
Un abrazo
Isabel Romana ha dicho que…
Tengo que venir con más calma para leerme los últimos posts de tu serie anterior, tan fascinante. He ido muchos días de cabeza (y aún me quedan, no creas: estoy pendiente de ir a la Feria del Libro de León), a lo que se ha añadido que me quedé sin ordenador. Así que iré retomando la lectura y las visitas como mejor pueda... Gracias por tu apoyo, querida amiga.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Bienvenida, alicia. Espero que en el rescoldo quede calor aún. Un abrazo
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
A ver cómo las desenfunda... Un abrazo Xibeliuss
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Querida Isabel, tranquila. Estos días son de mucho trajín y encima se te estropea el ordenador. Esta casa seguirá abierta para que entres cuando recuperes el sosiego (que espero que tardes, porque eso significará que Dido sigue navegando estupendamente).
Un beso y cuéntanos (cuando puedas) cómo te va en las ferias y en esos eventos tan importantes!!!