Sobre Marta. Aquel pájaro azul, 4.

Y no tienes la culpa de haberte enamorado de mi hijo (pero si es un botarate, hija, si no se ha dado cuenta el ingenuo de lo que ha desperdiciado) y de haber entrado en mi casa, en mi rutina organizada repleta de silencios y reproches sofocados, de haber abierto una brecha en mi desconfianza y conseguir, sin quererlo, sin proponerlo, que te quisiera. Y ahora qué hago yo, fingir que no has existido nunca, que nunca me mandaste postales cuando te ibas con mi hijo de viaje, hacer como que no te he conocido nunca, que no has hablado jamás conmigo de tantos sitios a los que quisieras ir y no has ido.
Las servilletas se acaban, pobre camarero. El mar está bravo, ya te lo he contado, este es un mar de verdad, no domesticado como el Mediterráneo, aquí sí te imaginas naufragios y asedios, y qué hago yo con mis días si de pronto te conocí y pensé que había una ilusión, tú, Marta. Yo te sentía enamorada y aunque no acertaba a ver a Jaime con los ojos de un padre amantísimo que se explica por qué una mujer como tú se enamora de un hijo como Jaime, me alegraba por ti, y por él, pero sobre todo, por mí, y ahí me equivoqué, lo sé, me equivoqué, porque no quise imaginar que lo vuestro se terminaría, no calibré los inconvenientes, los errores, tu ausencia, tu despedida, la pérdida de tu mirada como espuma de mar, y ahora no sé qué hacer conmigo, ni con esta pena tan grande que se ha alimentado de tantos años, ni sé qué hacer con tantas servilletas de papel garabateadas con tinta azul y que guardan todo mi desespero, Marta.

Mar bravo, el Atlántico...

Comentarios

alicia ha dicho que…
Qué fuerte el sentimiento de pérdida del padre.. Su ilusión fragmentada. Me gusta que esta historia se cuente desde un ángulo nada habitual. Y ese mar de fondo... rugiendo.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Alicia. Ese es uno de los objetivos. Todavía le queda un par de párrafos finales al padre, antes de darle la voz al... como no podía ser menos, al hijo.

Un beso
Xibeliuss ha dicho que…
El padre que quizás cada vez es menos padre...
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Quizás, Xibeliuss