El poeta y los membrillos

Es un aula de niños y niñas que pronto dejarán de serlo. Los calcetines trepan hasta las rodillas y el vuelo de las faldas marino es una promesa. El pelo, brillante y húmedo, se pega al cráneo como un casco romano sin cimera. Por los vidrios se asoma un pedacito de azul, y una nube con forma de conejo. Mientras, la señorita va señalando cordilleras y lagos, ríos y provincias en el mapa de la pared.
Hay un joven sospechoso de ser poeta que se llama Ricardo Neftalí. Hay una muchacha dulce con el rostro pálido y la sonrisa cálida, de maduro membrillo. Hay gestos tímidos e intercambio de versos y frutas. Y un trozo de lapislázuli que rivaliza con el sol amarillo que se ha prendido en los membrillos.
Lo cuenta Neruda, en Confieso que he vivido: "Los primeros amores, los purísimos, se desarrollaron en las cartas enviadas a Blanca Wilson. Esta muchacha era hija del herrero, y uno de los muchachos, perdido de amor por ella, me pidió que le escribiera sus cartas de amor. (...) esta me preguntó si yo era el autor de las cartas que le llevaba su enamorado. No me atreví a renegar de mis obras y muy turbado le respondí que sí. Entonces me pasó un membrillo que por supuesto no quise comer y que guardé como un tesoro. Desplazado así mi compañero en el corazón de la muchacha, continué escribiéndole a ella interminables cartas de amor y recibiendo membrillos. "
¡Qué torpe! ¡Cómo se le ocurre hacerle ese encargo al poeta chileno, guapo y genial! No tenía nada que hacer...

Comentarios

alicia ha dicho que…
¿A qué sabría ese membrillo? Qué hermosa historia... Y qué lujo peligroso que el mismísimo Neruda sea el emisario de tu amor. Poesía y fruta madura, letras y carne dulce.
Xibeliuss ha dicho que…
¡Qué torpe!
Tendría que habérselo encargado a Cyrano...
Me encanta la descripción de la clase, como pinceladas a vuelapluma.
Un saludo
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Querida alicia... quizás a juventud y a ilusión y a melancolía dulce?

Un abrazo
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Veo que estamos de acuerdo, Xibeliuss... Saludos.