No tocar


¡Qué difícil! La textura de la calabaza. El amarillo de las mazorcas. Los membrillos. Y esa columna rota, y esa pared de piedra que incita a apoyarse, a dejarse ayudar, porque estamos cansados, hace frío y hay que parar un momento.

Si no con la punta de los dedos, toquemos con los ojos.


La foto, hecha hace unos días...

Comentarios

alicia ha dicho que…
Algunas prohibiciones me superan.Apenas me asomaba a la imagen ya acaricié la calabaza y pase mis dedos por las cuentas de rosario de las mazorcas...
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
La imagen de las cuentas de rosario... qué buena!
Saludos