Frases "crepusculares". Por alusiones

Todos son ejemplos ficticios, por si hay por aquí alguien del parecer de Amaranta. Me acusa ella (y digo bien, pues me acusa), de intentar revelarle detalles de los libros que me gustan, que me apasionan, que me dejan prendida el alma entre las líneas, una sonrisa en los labios o los ojos brillantes. Me acusa, digo, de que en una ocasión descubrí un dato importante sobre una novela (cuyo título, yo tampoco y por no volver a caer en el error, mencionaré) un dato que le dio una pista para que ella se pusiera a darle vueltas a la cabeza desde la página 2 y al final, acertase (no sé si vale o no la redundancia) el final de la historia.
Hay frases que se dicen para compartir con otro un secreto maravilloso, algo sólo para los iniciados; un libro que te ha estremecido, que te ha cambiado, que te ha divertido o te ha entristecido, pero que es bueno, buenísimo. Son esas frases que se pronuncian sin desvelar ningún detalle principal de la trama ni de los personajes, por ejemplo, el protagonista masculino me encanta. Dicho lo cual, el otro o la otra no tiene que ponerse a la defensiva, tipo, que no me cuentes nada, porque si hablamos de novelas, es lógico que haya personajes y puede ser que alguno de ellos sea un hombre y si digo que me gusta, pues me gustarán los personajes. Digo yo. Tipo así.
A mí no me importa que me recomienden con entusiasmo una novela, que me digan que en una tarde se han dejado el corazón y un cachito del alma entre capítulo y capítulo, no me importa porque a mí me ha ocurrido, me ocurre, y cuando me pasa, pienso en esa persona a la que regalarle mi secreto, a la que iniciar en la maravilla, porque será mi regalo, mi don.
Sucede como con los lugares. Todo el mundo ha oído hablar de Tenerife, pongo por caso. Mucha gente de nuestro entorno ha estado de vacaciones allí, o irá un día u otro, o conoce a alguien que fue. Pues bien, a mí no me molesta que me miren a los ojos y me hablen de las algas amarillas sobre el mar azul pavo de la Punta de Teno. No me molesta, ya estuve allí. Pero tampoco me importó cuando aún no la conocía, porque si fui a la Punta de Teno y contemplé cómo acariciaban las algas las rocas negras fue porque una persona compartió conmigo su secreto. No me importa, porque ella se sentó en una roca, tal vez en la misma que me senté yo, y contempló las algas y las rocas, y el cielo, de un azul insoportable. Pero ella lo vio con sus ojos y yo admiré aquello con los míos y su mirada y la mía fueron y son distintas. Además, cuando me encuentro ante un paisaje por primera vez, ante una canción, unos ojos o un libro, voy al encuentro con el corazón y la mente limpios, hago tabla rasa y no le doy vueltas a la cabeza para averiguar si a mí el personaje masculino me va a encantar (antes de que aparezca en la historia) o las rocas son negras o el cielo está gris.
Crepúsculo. Comencé ayer por la tarde a leerlo y llevo doscientas páginas. Como no quiero caer en el error del que se me acusa, sólo decir que me gusta. Mucho. A pesar de que me lo ha recomendado la bloguera que me acusa, y que hace tiempo me dijo de qué iba, así, a grosso modo, aunque ahora no sé si lo recordará. Me gusta tanto, que se lo voy a regalar a una persona que es muy especial para mí, alguien que me vuelve loca y a la que quiero con locura.
Todo esto dicho sin acritud y por alusiones. Que conste.

Comentarios

Amaranta ha dicho que…
Que sí, que vale, pero no me convences. Si yo ya dije que soy rarita para estas cosas, lo asumo.

Me alegra que te guste y espero que le mole a María. Un besote.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Ya sabía que no te iba a convencer. Pero era mi derecho al pataleo.

Espero que le guste, sí. Ya te contaré...
besos
Aurefaire ha dicho que…
pst pst
se puede???
me animo y te recomiendo uno q me hizo llorar hasta el pataleo...
sellama "vamos a calentar el sol" de jose mauro vasconcelos es la continuacion de "mi planta de naranja-lima" q tambien me hizo llorar mucho
bueno....
besitosssssssssss
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Aurefaire... gracias por la recomendación. Me lo apunto!
beso