Luz


Tras la puerta ha de quedar todo: mi miedo, mi tristeza, mi oscuridad. Las rendijas son heridas abiertas por las que se cuela la esperanza. No sé cuánto tiempo he pasado sumida en esta negrura, acompañada de la botella medio llena o vacía a medias, como yo, incompleta. Es hora de dejar pasar la luz. Se merece más que los intersticios de la puerta rota. Dejaré atrás la puerta, porque más allá, me aguarda todo: alegría, claro y azul. Imagino que podré jugar sobre la nieve como antes, con mi hijo. Cortar margaritas y soplar el diente de león. Respirar. Sonreír. Observar a los pájaros multicolores y a los hombres de campo retornar a casa. Volar la cometa y leer un cuento. Mirarme en los ojos de un niño y, así, de a poco, comenzar a vivir.

Comentarios

Isabel Romana ha dicho que…
Hola mª antonia. Secundo tus deseos de disfrutar de la luz y de todo lo bueno que tiene el mundo, ya que lo malo suele llegar sin ser invitado. Gracias por tu visita, volveré. Saludos cordiales.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Gracias Isabel, por todo, por contestarme en tu blog, por tu opinión, y por devolverme la visita. Yo también volveré.
Enhorabuena, he visto el comentario en El País de tu blog.
Saludos para ti también... y nos "vemos"
Luis ha dicho que…
Me parece una forma maravillosa de comenzar a vivir, porque nunca es tarde, siempre hay un rayo de luz que se cuela por cualquier rendija para dejar cerradas algunas puertas y esperar que se abran otras. Precioso comienzo y precioso texto.
Besos
Eritia ha dicho que…
Esa esperanza que transmites en tu post viene bien a todos. Es saludable que nos recuerden que cada día podemos empezar a vivir,
con ilusión, con sueños; desnudos
de prejuicios y dispuestos a deslumbrarnos...
Como tú, gozo y sufro las palabras
y, como un amor maldito, no puedo vivir sin ellas.
Un abrazo.
No te Salves ha dicho que…
Comenzar a vivi claro, porque dicen...dicen que detras de una puerta que se cierra hay otras tantas que se abren, pero uno solo puede ver eso, cuando deja la otra puerta bien cerrada y camina y ya no vuelve atras...besos!!
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Luis cierto. A veces cuesta ver la luz, pero está.
Besos y gracias siempre
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola eritia!
Gracias por visitar mi blog, bienvenido/a? ahora lo descubriré... espero!
Un abrazo y nos vemos!
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Ese momento es malo. Por lo que tú dices, notesalves. Y dicen... dicen tantas cosas... hasta que uno se convence, no hay forma...
besos
mamen somar ha dicho que…
Regresar a la vida con toda la tristeza pegada al cuerpo como una puerta o un muro de hormigón... Costará, pero la fuerza de un niño agrieta cualquier obstáculo. Comenzar a vivir sin puertas, ojalá.
Besos y más Mª Antonia.
Mamen
Aurefaire ha dicho que…
Es lindo comenzar a vivir, es lindo darse cuenta de q todo se puede, q la felicidad esta ahi al alcance del mano si la extendemos para tomarla...
Besos
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Mamen, bienvenida!
Sí, derribar unas cuantas puertas y ser felices con poquitas cosas...
un beso
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola aurefaire, sí, es lindo... y es que la vida es terriblemente bella...
besos
Blanca ha dicho que…
Que bonito tu post... Yo intento cada día disfrutar de las cosas pequeñitas, poco a poco me doy cuenta de que hay tantas cosas a mi alrededor que me pueden hacer sonreir, ahora estoy atenta para que no me pasen desapercibidas... La vida puede ser maravillosa, y lo que tú dices de volver a mirar las cosas con los mismos ojos que cuando éramos niños...
Un beso.
Mª. Antonia Moreno ha dicho que…
Hola Blanca, me alegro qeu lo veas así, ésa es la intención... un beso